Es la alternativa ideal a un reposabrazos de sillas. Su forma redondeada le permite apoyar sus brazos cerca de su cuerpo para trabajar en una posición adecuada y cómoda, garantizando así la ausencia de tensión en los hombros.